Ciudades y Viajes

Un blog sobre turismo, gastronomía y relax.

Posts in the Europa category

Andrei es uno de los rusos que viven en la Costa del Sol y que dinamitan el tópico. No es pobre ni tiene relación alguna con ningún tipo de mafia. Simplemente, se vino a España de vacaciones, se enamoró y se quedó aquí. Sin más. Tiene un trabajo normal y convive feliz con su esposa y su hija.

Conocí a Andrei por cuestiones de trabajo hace ya una buena cantidad de meses. En Madrid, en un congreso si no me falla la memoria. El caso es que nos hemos hecho amigos, tanto nosotros dos como nuestras respectivas familias, de modo que hemos decidido pasar unos días lo seis juntos recorriendo su ciudad adoptiva, Málaga. Y alrededores, claro.

Y hemos estado haciendo cuentas mi señora y yo, porque aunque tengamos trabajo no dejamos de sufrir la crisis, como todo hijo de vecina. En fin, que si sumamos el desplazamiento en coche, el hotel (por muy buena voluntad que haya, seis personas no van a caber en un apartamento pensado para dos y que ya ocupan tres), salir a dar una vueltecita por la ciudad y alrededores… se nos va el sueldo de tres semanas en una sola.

Hemos dicho que vamos… ¡y vamos!

Desde luego, no se nos ocurre plantearnos el dejar el viaje para mejor ocasión: vamos a ver a nuestros amigos aunque tengamos que pasarnos el resto del mes comiendo chopped. Pero, mira, si  en lugar de chopped puede ser mortadela, mejor, nos hemos dicho. De modo que nos hemos planteado en qué se podía ahorrar sin racanear en calidad del viaje.

Tras descartar rebajar la categoría de la comida y de alojamiento, en ambos casos, pensados como como de “categoría media”, nos quedaba pensar en la posibilidad de ahorrar en el viaje. Desde donde vivimos hasta Málaga son, en combustible, casi dos depósitos y medio, y otros tantos a la vuelta. Esto es, unos 300 euros sólo de combustible. Más peajes, más desgaste del coche, más la paliza que nos íbamos a dar conduciendo… Como seiscientos euros y la musculatura de la espalda, calculo.

Un gran idea en boca de un pequeño genio

Ha sido entonces cuando el chico, que a sus cuatro años ha demostrado que va para genio de las finanzas, ha aportado la idea de ir en avión. La verdad es que el muchacho debe pensar que se llama “Cállate”, porque raramente nos paramos a escucharlo. Pero la idea se nos quedó inserta en algún punto del subconsciente porque luego, por la noche, mientras le dábamos vueltas a la cabeza antes de dormir, empezamos a hablar del tema…

… Y ya nos ves, a las cuatro de la mañana, comparando tarifas de alquiler de coches, ver si nos salía o no rentable.

Antes de seguir adelante, he de decir que debo agradecer a una empresa llamada Helle Hollis el que vaya a poder permitirme el lujo de rellenar de chorizo el bocadillo a fin de mes. Tras buscar, mirar y remirar, ésta resultó ser la mejor oferta:

Un alivio para el bolsillo

Por 126 euros, impuestos incluidos, hemos tenido un Peugeot 107 (de sobra para los que somos) durante toda una semana. Sin límite de kilómetros, con una política de combustible justa, asistencia en carretera las 24 horas, seguro a terceros… como si fuera nuestro.

Y es que la cuenta era fácil: ir encoche, nos habría supuesto, sumando los desplazamientos, largos y cortos, junto con el resto de gastos propios, unos seiscientos euros. Usar el avión y alquilar el vehículo en Málaga se nos ha quedado en cuatrocientos escasos. Aparte de la comodidad de evitarnos el trayecto largo.

Cuando hemos alquilado el coche el mismo aeropuerto de Málaga, nos hemos enterado de que esta empresa se encuentra en la Costa del Sol y Andalucía. Por ahora, sólo ahí, pero con estos precios y este servicio, todo se andará.

Somiedo: El museo de la vida

Ecomuseo de Somiedo (Somiedo)

Ecomuseo de Somiedo (Somiedo)

Los rastros que la vida, la actividad humana y la explotación del territorio han dejado en los espectaculares paisajes de la Reserva de la Biosfera de Somiedo forman parte del catálogo de posibles visitas que el viajero puede hacer en este territorio. Esos rastros han sido recogidos en cuatro centros visitables, una versión más activa y flexible que los tradicionales museos. Aunque en las brañas (zona de pastos de verano) de Somiedo se mantiene en pie lo más significativo de la arquitectura y las costumbres relacionadas con a ganadería de montaña, los centros visitables de la Reserva nos permiten  conocer los ancestros de esta forma de vida en la que el hombre y la Naturaleza se han compenetrado desde hace siglos con respeto mutuo. Demos un repaso rápido por cada uno de ellos.

El Ecomuseo de Somiedo quiere dar a conocer de una manera integral todos aquellos elementos etnográficos (desde un simple cesto a una braña) que forman parte y sostienen una cultura rural que está en vías de desaparición, pero que aún puede rastrearse fácilmente en los pueblos y el paisaje somedano. En lo que fueron las antiguas escuelas de Caunedo, el viajero puede conocer de uno en uno oficios tan dispares y tradicionales como el del Ferreiro (herrero), el goxeiro (fabricante de cestos), el canteiro (cantero), el madreñeiro (fabricante de madreñas) o el carpinteiro. El mismo Ecomuseo dispone de una segunda sede llamada “La Casa” en la localidad de Veigas. Tres viviendas de arquitectura somedana permiten ver de cerca cómo era la forma de vida tradicional en Somiedo, las viviendas, las cuadras y los aparejos de trabajo.

Además de recorrer estos dos centros de visitas centrados en las actividades humanas, la Reserva de Somiedo permite al viajero  acercarse a los misterios de una naturaleza que se encuentra entre las más salvajes y mejor conservadas de Europa. La ancestral relación con el oso pardo se detalla el centro de interpretación de Somiedo y el oso, mientras que en el  centro de recepción de visitantes del Parque Natural de Somiedo se ofrece una panorámica más amplia de este hermoso territorio, la Reserva de la Biosfera más antigua de Asturias.

Si la esencia de las Reservas de la Biosfera es el hecho de ser territorios en los que el hombre y el medio ambiente se llevan bien desde hace siglos, Somiedo es un ejemplo de que este equilibrio es, además de posible, uno de los rasgos que atrae cada año a millares de visitantes.

Hoy estoy aquí para hablar sobre París. Si, ya lo sé,  pensaréis qué poco original hablar sobre París, ¿qué ha quedado por decir de la Ciudad de la luz, después de tantas guías, revistas y propagandas en las agencias de viajes?

La tour sombre

Pues bien, mucho me temo que servidora ha encontrado una nueva forma de ver y visitar Paris, y he decidido compartir mi nuevo secreto.

Es harto reconocido y dicho por todos que la capital francesa resulta una ciudad muy cara de visitar, pero eso es porque no se conoce el París Cheap. Concretamente la editorial Planeta se ha decidido estos últimos dos años a editar una serie de guías de viaje llamadas Cheap & Chic, de las cuales desconocía la existencia.

Hace unos días preparando mis vacaciones, llegó a mis manos la guía “Cheap and Chic, Paris a bajo precio” de Sophie Senart, el color rojo de su portada y su título tan reivindicativo llamó mi atención así que decidí comprarla para echar un vistazo en casa con tranquilidad. Descubrí una guía realmente interesante, pues te descubre una ciudad distinta a la que se suele mostrar a los turistas, es una guía escrita por parisinos para que los que visitamos la ciudad podamos sentirla y descubrirla como tal, proponiendo actividades tales como visitar la ciudad sobre ruedas, utilizando los numerosos puntos de alquiler de bicicletas, o incluso sobre patines para los más atrevidos.

Tienda en París

En el mismo libro, para los menos atrevidos y que busquen un plan detallado antes de salir de casa, encontramos una propuesta  para un fin de semana completo a un precio no muy elevado, con las visitas indispensables para cualquier visitante a la ciudad, como la “Tour Eiffel” o la catedral de “Notre-Dame”, pero también otros planes menos populares y que son casi completamente desconocidos.

Esta fantástica guía distribuye la ciudad por zonas y nos hace un análisis de todo lo interesante que podemos encontrar en ellos. Desde las visitas culturales a museos y monumentos, pasando por restaurantes e incluso un amplio listado de las tiendas más interesantes que podremos encontrar en la zona,  con el detalle de indicarnos cuál es la que dispone de los mas altos precios, hasta las más sofisticadas, para satisfacer a todo tipo de lectores vaya.

En el último capítulo de la guía hay un apartado realmente interesante, en él encontramos una pequeña descripción de los bares y locales nocturnos, para los viajeros más jóvenes, o no… En cada uno de éstos, tenemos indicado el horario del local, el tipo de ambiente que puedes encontrar en él e incluso el precio medio de las consumiciones que podemos tomar allí, ¡si es que está completísima!

En fin, solo puedo decir que mis próximas vacaciones van a ser en las ciudades que ya tienen esta guía editada. ¡¡100% recomendadas!!

Cheap & Chic París.

 

Carcassonne es una ciudad situada al sur de Francia, actual capital del departamento del Aude y perteneciente a la región del Languedoc-Rosellón.

Panorámica nocturna la cite de Carcassonne

Ésta pequeña ciudad se ha convertido en uno de los puntos más visitados de Francia, recibiendo visitantes no solo a nivel nacional sino de toda Europa, y el encanto de este emplazamiento es sin lugar a dudas la ciudadela medieval (conocida como La Cité).

La Cité que fue reconstruida en el siglo XX ha sido declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco. Gracias al éxito e interés turístico que ha despertado éste destino, la mayor parte de los bajos de la fortificación se han convertido en locales comerciales, como tiendas donde incluso puedes disfrazarte y tomarte fotos en un pequeño escenario que tienen montado.

A parte de estos locales, podemos contar también con varios tipos de alojamientos con encanto, los hay para todos los niveles adquisitivos, desde B&B, a albergues e incluso hoteles de lujo. Junto a ellos también cabe destacar una gran oferta gastronómica, puesto que cuenta con un gran número de restaurantes donde puedes degustar platos típicos de la gastronomía francesa de la zona.

En cuanto a la visita de interés cultural cabe destacar que se puede visitar todo el recinto de las murallas por el interior, donde puedes disfrutar de las maravillosas vistas que ofrecen las altas torres del castillo y del museo de la Cité. Se realizan visitas guiadas para los mas sedientos de conocimientos y un detalle muy importante ¡los jóvenes residentes de la UE de menos de 25 años entran gratis!

 

La ciudadela medieval cuenta con cuatro accesos, estas cuatro puertas están situadas igual que los puntos cardinales. La puerta principal es La puerta de Narbonne, que esta orientada hacia la ciudad de la costa mediterránea que le da nombre, y está compuesta por dos grandes torres. La puerta del Aude está orientada hacia el rio, que pasa por el lateral de la fortificación. La puerta del Burgo comunicaba con la ciudad y para finalizar la última puerta, la de Saint-Nazaire se encuentra en la torre que le da nombre.

La Cité cuenta también con la majestuosa Basílica de Saint-Nazaire. En verano para los mas curiosos, se puede disfrutar de espectáculos como las justas medievales u otro tipo de espectáculos nocturnos.

DSC_0688

Para los que visiten la ciudad en verano, sepan que pueden disfrutar de agradables excursiones al aire libre como el paseo en barca que se realiza por el Aude, y visitar otros monumentos del patrimonio cátaro que quedan situados a los alrededores.

Información de interés: http://www.carcassonne-tourisme.com/carcassonne_SP.nsf/vuetitre/docpgeIntroVisiter